Se utilizan como medios de iluminación en zonas de riesgo de explosión, tales como refinerías de petróleo, plantas químicas, depósitos de líquidos
inflamables en general.
Se utilizan como aplique en techos de baja altura o en paredes de fosas o pasillos.

 

 

Abrir PDF [2 MB]